El cáncer de mama en la tercera edad

Cáncer de mama en la tercera edad

El cáncer de mama representa cerca del 30% de casos en mujeres de edad avanzada, en cuya situación lo más aconsejable es eliminar el tumor mediante operación quirúrgica cuando se encuentra en fase l y ll de la enfermedad.

Suele ser un cáncer de origen hormonal que, una vez se extirpa, se somete a la paciente a radioterapia o quimioterapia y tratamiento hormonal si fuese necesario. La cirugía, por tanto, es la mejor opción para tratar a mujeres mayores de 80 años con cáncer de mama en estadios iniciales, según los estudios de profesionales del grupo de Investigación Biomédica en Ginecología del Hospital Vall d´Ebron de Barcelona.

En estos casos, la cirugía mejora la esperanza de vida en estas personas, ya que más de la mitad de las personas con cáncer tienen más de 70 años y, en muchas ocasiones no se les llega a diagnosticar. La mayor esperanza de vida, hace que cada vez sea más común diagnosticar cáncer de mama en mujeres de edades avanzadas.

El tratamiento para este grupo de edad puede es más complejo ya que al cáncer de mama se les puede unir otro tipo de enfermedades que condicionan su tratamiento y diagnóstico. Las posibilidades de que aparezca aumentan con la edad, en especial a partir de los 50 años.

Detección y tratamiento para el Cáncer de Mama

Con motivo del Día Mundial contra el Cáncer de Mama queremos recordar que la detección precoz y un diagnóstico temprano es vital para tratar la enfermedad y poder intervenir. Los avances médicos y la mejora en los tratamientos oncológicos, hacen posible mejorar la calidad de vida y superarlo.

El cáncer de mama es uno de los tumores más frecuentes y de mayor prevalencia a nivel mundial, por delante del del próstata y pulmón y, en un alto porcentaje de casos de diagnóstico en mujeres, 90% lo superan. De ahí que su detección temprana sea clave.

Sin embargo, cuando se produce metástasis, también se han desarrollado nuevos y eficaces tratamientos que alargan la vida de estas pacientes y mejoran su calidad de vida, con una medicación adecuada. Por eso, si se detectan los casos en una etapa más precoz, podemos abordarlos antes, tratarlos mejor y aumentar sus expectativas de supervivencia.

Entre los tratamientos para estos tumores, se desarrollan cada vez terapias menos tóxicas, muchas se suministran por vía oral con reducción de los efectos secundarios y sin la necesidad de someterse a tratamientos en hospitales vía intravenosos.

Síntomas más frecuentes del cáncer de mama

Entre los síntomas más frecuentes destaca uno por encima del resto y es la aparición de un nódulo indoloro que podemos palpar. Otros que podemos encontrar serían:

  • Retracción del pezón
  • Alteraciones en la piel del pecho: irritaciones, rugosidades, hoyuelos, escamosidad…
  • Cambio de tamaño o la forma del pecho
  • Dolor en la mama que no desaparece

Factores de riesgo de padecer cáncer de mama

  • Antecedentes familiares
  • La edad
  • Determinadas enfermedades
  • Aparición temprana de la menstruación
  • Menopausia tardía
  • No haber estado nunca embarazada
  • Consumo de alcohol
  • Obesidad

A día de hoy existe una mayor esperanza de vida para las personas afectadas por cáncer de mama a las que se suma la mayor probabilidad de ser curadas mediante nuevos y eficaces tratamiento. También, es muy importante el apoyo del entorno más cercano para ofrecer esa ayuda emocional que supone el padecimiento de la enfermedad.

Esta lucha es de todos y desde mSoluciona Salamanca nos unimos a ella. Porque siempre existe un motivo para estar al lado de quienes están tratando de superarlo.